Arañas españolas

Arañas españolas, garras con 4 puntas unidas en forma de tenazas, se usaban en frió o calientes para alzar a la victima por las nalgas, los senos, el vientre, y la cabeza, a menudo con 2 puntas en los oídos y las orejas.

Usadas en Europa entre 1500 a 1800,  probablemente de origen italiano, también llamadas «arañas de la bruja».

 

> Términos Relacionados