Sadismo

Sadismo, excitación sexual y erótica producida al provocar dolor y/o humillación a otra persona tomando en cuenta que en el  BDSM esto debe ser absolutamente consensuado.

El termino se acuño a finales del siglo XIX por el médico alemán Krafft Ebing inspirándose en el Marqués de Sade.

En BDSM y siempre bajo consenso entre el dominante y la sumisa practican; obligarla a arrastrarse, encerrarla en una jaula, inmovilizarla físicamente con cadenas, sogas o esposas, tenerla atada con los ojos vendados, azotarla (pegarle, golpearla, azotarla de distintas maneras), pincharla, morderla, quemarla con cigarrillos, aplicarle descargas eléctricas, violarla, cortarla, intentar estrangularla para dejarla sin respiración. Cualquier práctica sin el consentimiento expreso y explicito se considera sadismo patológico y puede ser un delito.

Cita del Marques de Sade:

La crueldad, lejos de ser un vicio, es el primer sentimiento que imprime en nosotros la naturaleza.

 

Otras denominaciones:


Sadism.