Sexualidad

Sexualidad, conjunto de factores y características físicas, fisiologías y psicológicas que caracterizan a cada individuo. También se denomina así al conjunto de prácticas y comportamientos enfocados a la búsqueda del placer así como la reproducción.

Es un proceso dinámico, ligado a nuestra identidad, nuestra forma de movernos, de sentir, de expresarnos. La sexualidad no es sinónimo de genitalidad ni de relaciones sexuales, sino que se despliega en una forma de expresión mucho más amplia, constituyendo un aspecto fundamental del hecho de ser un ser humano. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, la orientación sexual, el erotismo, el placer, la intimidad y la reproducción. La sexualidad se vivencia y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. Si bien puede incluir todas estas dimensiones, no todas ellas se viven o se expresan siempre. La sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales”. No es natural, porque no viene dada sino que se va conformando con el sujeto, superando lo puramente instintivo; ni estable, porque cambia en cada persona y en cada cultura a lo largo de su historia. Carece de localización concreta en el cuerpo, y dura toda la vida de la persona. A través de ella, nos relacionamos con los/as demás y con nosotros/as mismos/as, como seres sexuados.

 

> Términos Relacionados